Exposición Sección Oficial

C. Cultural Ramón Alonso Luzzy. Cartagena
Manel Úbeda
“¿Vacaciones?”
Québec, 2005 © MANEL ÚBEDA

Recientemente he tenido la oportunidad de convertirme en un turista accidental . Hasta ahora mis viajes estaban vinculados a distintos proyectos fotográficos y nada tenían que ver con lo que normalmente entendemos por turismo. Verme inmerso en esta, para mí, nueva forma de viajar me despertó cierta frustración (quiero pensar que es la frustración del fotógrafo viajero) y la sensación de estar desubicado. No sólo me sentía fuera de casa , sino también, fuera de lugar . Y, acaso, ser turista sea eso: estar fuera de lugar.
No obstante, intenté seguir con mis fotografías durante esos períodos vacacionales. Pero pronto descubrí que la realidad de las vacaciones convencionales estaba claramente reñida con la posibilidad de mantener la línea establecida hasta entonces en mi obra personal. Ni los lugares ni las personas formaban parte de lo que había sido mi universo visual en mis anteriores viajes de verano.
Opté, entonces, por una línea de trabajo más adecuada a las circunstancias: realizar guirifotos , conocidas popularmente con el nombre de fotografías de recuerdo , en las que el máximo objetivo consiste en dejar constancia fotográfica, mediante cámara compacta, de los lugares visitados y, si es posible, con nuestros seres queridos en primer término.
Pero muy pronto este planteamiento, me resultó manifiestamente insuficiente a pesar de sus loables objetivos, compartidos por todos los turistas del planeta. Una vez más la deformación profesional me apartaba del camino común y me impedía disfrutar de las vacaciones de la misma forma que lo hace la gran mayoría.
Sin embargo, cumpliendo con mi papel de guiri infiltrado, me adentré en esas situaciones de las que yo también formaba parte. Enseguida mi mirada prescindió de los lugares visitados para centrarse más en las personas, en sus actitudes y en sus comportamientos. Ellas disfrutaban del lugar y yo de ellas. Quizá para muchos buena parte de los lugares pueden ser fácilmente reconocibles, pero éstos ceden todo el protagonismo a las personas y se convierten en escenarios donde los turistas representan su rol. O sea que, al final, estas fotografías han acabado siendo justo lo contrario de lo que pretende la fotografía de recuerdo.
Con el fin de eliminar toda sofisticación técnica del proyecto (y pasar desapercibido durante las tomas), las instantáneas han sido realizadas con cámaras compactas baratas, como las que utilizaban los aficionados antes de pasarse a las cámaras digitales y a las de los teléfonos móviles. El gran formato de las copias facilita la visión de todos los detalles y sirve para establecer un fuerte contraste entre la convencional apariencia de fotografías de recuerdo y lo que realmente muestran.

M.U.

Director de la sala: Luis Cegarra
Comisario: Paco Salinas

Inauguración: martes 17 de enero. 13 h.
Del 17 de enero al 18 de febrero

ANTERIOR // PROGRAMA // SIGUIENTE